viernes, 20 de abril de 2007

Glenn Horowitz, coleccionista de libros antiguos


En sus tarjetas de visita y en cursiva se lee "Libros raros y manuscritos del siglo XVIII al XX, incluidas primeras ediciones". Es Glenn Horowitz, coleccionista de libros antiguos a golpe de talonario.

En su oficina de Union Square, Horowitz trabaja junto a manuscritos originales de escritores conocidos y de los cuales no revela sus nombres, por confidencialidad. Están bajo custodia en una gran caja fuerte.

Entres sus compradores han estado el multimillonario Steve Forbes, o el editor canadiense Conrad Black, que en 2000 pagó 8 millones de dólares por unas cartas privadas de Franklin Delano Roosevelt y que después se usaron para realizar la biografía del presidente norteamericano.

Horowitz tiene 51 años y en 1979, con 24 años, revendía libros usados junto a las Estación Central. Gracias a su padre consiguió un préstamo para comprar algunas primeras ediciones de Hemingway, Thomas Hardy, John Steinbeck y Lilliam Hellman. Además consiguió convencer a Kurt Vonnegut (muerto hace unos días), Joseph Heller y Nadine Gordimer para que le confiaran sus escritos.
En 1992 vendió el archivo literario de Vladimir Nabokov a la Biblioteca pública de Nueva York por un millón de dólares. Pero no solo este archivo le ha catapultado a la fama. Las bibliotecas de Estados Unidos albergan muchas otras de las prestigiosas ventas de Horowitz: la Universidad de Texas dispone del archivo de Norman Mailer y de los cuadernos originales del caso Watergate, la colección de Carter Burden (uno de los más importantes coleccionistas de primeras ediciones del siglo XX) en la Morgan Library, o la copia personal de Ezra Pund del Purgatorio de Dante en la Universidad de Yale.

Ahora su próximo objetivo será conseguir vender la edición "Kaeser" del Ulises de James Joyce por un precio récord para un único libro del siglo XX: un millón de dólares.

No hay comentarios:

Genericas Image Banner 336 x 280
Loading...