domingo, 23 de diciembre de 2007

Libros antiguos y presencia de osos en el centro de España

Los libros antiguos no son solo para observarlos. De ellos se pueden sacar importantes informaciones para la historia o para la ciencia.

En el día de hoy muchos diarios se hacen eco de una información de la Agencia EFE que, veremos, tiene que ver con lo antes comentado. Se trata de una mano de oso que ha sido datada con Carbono 14 y cuyo estudio ha sido publicado en el último número de la revista científica Molecular Ecology. Se trata de una mano de oso pardo que anda colgada de una iglesia de la población abulense de Navacepeda de Tormes, en plena Sierra de Gredos, y que según el estudio realizado tendría una antigüedad de 400 años, con un margen de error de 40 años.

Del origen de la garra no hay documento escrito conocido que informe sobre su procedencia. Pero gracias a los libros antiguos podemos conocer referencias a la presencia de osos pardos en la Sierra de Gredos o en alguna zona limítrofe como puede ser la provincia de Madrid. No en vano en el escudo de la capital de España aparece un oso (algunos dicen que es osa) y un madroño, lo cual pudiese ser evidencia de que en la zona habitaron poblaciones de osos.

La última cita conocida hasta ahora de osos pardos en el Sistema Central es recogida por el historiador Gonzalo Argote de Molina en el Discurso sobre la montería de 1582, donde narra como siendo príncipe Felipe II, este mató un oso "de un arcabuzazo" en las proximidades de El Monte de El Pardo, en Madrid.

Dos siglos antes, en el Libro de Montería de Alfonso XI, escrito a mediados del siglo XIV, se indica que las gargantas de Gredos "son un buen monte de oso en verano" y se citan algunos lugares cercanos a Navacepeda, donde existen además algunos topónimos que hacen referencia a los osos. De Madrid se dice en este libro que es "un buen lugar de puerco y oso".

Más recientemente, en el pasado siglo XX, nos encontrarnos posibles referencias a la mano del oso de Navacepeda en la novela de Ernest Hemingway, Por quién doblan las campanas, donde uno de los personajes dice haber colgado en la puerta de la iglesia de su pueblo una pata de oso que él mismo mató. Es conocido que Hemingway visitó la Sierra de Gredos durante el mes de junio de 1931 y existe una carta a su amigo John Dos Passos donde le comenta la existencia de una garra de oso clavada en la puerta de una iglesia.

Sobre los libros antiguos mencionados podemos encontrar tanto facsímiles como estudios relacionados con estos libros. En los enlaces sugeridos a continuación es posible realizar la compra de alguno de estos libros:

Gonzalo Argote de Molina/ Discurso sobre la montería

Libro de Montería de Alfonso XI

2 comentarios:

Vigo dijo...

Interesante la historia de esa garra de oso... Bueno en general todo el blog me ha impresionado. ¡Gran trabajo! Uno aunque cree amar los libros, al llegar aquí se da cuenta sobre sus carencias bibliofílicas.
Sólo me queda decirte:
Gracias por tus posts!!

Susana dijo...

También sería interesante estudiar si tiene relación con este tema la ilustración de la portada de la Biblia de cipriano de valera impresa en 1569, que muestra a un oso apoyado en un árbol, sacando miel de un panal;por esa ilustración este libro es conocido como "la Biblia del oso"

Genericas Image Banner 336 x 280
Loading...