viernes, 11 de febrero de 2011

Lo que los libros antiguos pueden esconder

La ciencia no deja de depararnos sorpresas que afectan al mundo de los libros antiguos. Según un reciente estudio químico el papel que se usó para crear los libros antiguos puede ser utilizado como indicador de los niveles de CO2 que se han ido produciendo desde hace siglos, y así poder estudiar la historia de la contaminación.

Desde la Revolución Industrial la contaminación ha ido creciendo, pero dado que en aquellas primeras épocas no se tomaron datos, es necesario ahora buscar una estimación de la contaminación por métodos indirectos. Se ha estudiado buscando concentraciones en el hielo o entre los anillos de los troncos de los árboles, pero ahora este nuevo método puede ser muy importante porque existen millones de libros y puede ser una gran muestra donde poder estudiar el fenómeno de la contaminación.

Para Dan Yakir, un químico israelí del Weizmann Institute of Science, el papel contenido en los libros y periódicos antiguos nos pueden facilitar información de la polución que experimentaron los árboles que se usaron para fabricarlo. "En lugar de ir a los bosques de todo el mundo, nos dirigimos a la biblioteca local", dice Yakir.

2 comentarios:

Lee dijo...

Me pone muy feliz saber que este blog ha sido activado. Es de valiosa contribución cultural.

Dra. Marta Inés Arabia

MartaRosa dijo...

Coincido con la Dra. Marta Inés Arabia.
Muy interesante la entrada relacionada con el mundo de los libros antiguos y la polución.

Genericas Image Banner 336 x 280
Loading...