miércoles, 29 de agosto de 2007

Los libros antiguos de Tombuctú

Bajo el título "Tombuctú: una Alejandría en el África negra" aparece un interesantísimo artículo de Lydia Polgreen en el diario argentino La Nación, publicado inicialmente en el New York Times el pasado 7 de agosto y traducido al castellano por Gabriel Zadunaisky.

El artículo trata sobre el creciente interés que actualmente está surgiendo sobre los libros antiguos que durante siglos han sido almacenados en el centro de África por familias que han ido pasando de generación en generación textos que ahora son considerados como una gran parte del legado cultural africano. Al leer el artículo más de uno podrá incluso quedarse boquiabierto al descubrir que parte de este legado escrito procede de España.

Dado el interés de este artículo para los lectores de nuestro blog reproducimos íntegramente la versión en castellano obtenida del diario La Nación ("Tombuctú: una Alejandría en el África negra").

Ubicada entre el río Níger y la ruta que seguían las caravanas a través del Sahara, Tombuctú fue, antes de caer en un largo olvido, un importante centro de reproducción y venta de los libros que los comerciantes traían del otro lado del Mediterráneo y de Medio Oriente. Ahora, sus bibliotecas, gastadas por los siglos y el calor del desierto, podrían devolverle su esplendor

Ismaël Diadié Haïdara sostenía con sus dedos delgados un tesoro que de algún modo ha sobrevivido a lo largo de 11 generaciones: un cuadrado de cuero desgastado que guarda la historia de las dos ramas de su familia, una tiene sus orígenes en los visigodos de España y la otra encuentra sus raíces en los emperadores Songhai que gobernaron su ciudad en su cenit.

"Esta es la historia de nuestra familia", dijo, pasando cuidadosamente las páginas sueltas. "Fue escrita en 1519".

La colección mohosa de páginas frágiles que se deshacen, escrita en el árabe florido del siglo XVI, es también el futuro de este lugar alejado y alguna vez olvidado. El creciente interés por libros antiguos, ocultos durante siglos en las casas a lo largo de las polvorientas calles de Tombuctú y en baúles de cuero en campamentos nómades, está dando esperanzas de que Tombuctú -una ciudad cuyo nombre se ha convertido en un sinónimo de ninguna parte- pueda una vez más ocupar un lugar en el corazón intelectual de Africa.


"Soy historiador -dijo Haïdara- y sé por mis investigaciones que las grandes ciudades rara vez tienen una segunda oportunidad. Pero nosotros tenemos una segunda oportunidad porque nos aferramos a nuestro pasado."

Esta antigua ciudad, prisionera de las impiadosas arenas del Sahara y un mundo cambiante que valoró el acceso al mar más que las huellas dejadas por los camellos sobre las dunas, está al borde de un renacimiento. "Queremos construir una Alejandría para el Africa negra", dijo Mohamed Dicko, director del Instituto Ahmed Baba, una biblioteca estatal en Tombuctú. "Esta es nuestra oportunidad de recuperar nuestro lugar en la historia".

El gobierno sudafricano está construyendo una nueva biblioteca para el instituto, con instalaciones modernas que albergarán, catalogarán y digitalizarán decenas de miles de libros y que pondrá su contenido a disposición de los investigadores, en muchos casos por primera vez. Entes de caridad y gobiernos europeos, de Medio Oriente y de Estados Unidos han volcado cientos de miles de dólares a las mohosas bibliotecas familiares de la ciudad, que están siendo expandidas y transformadas en instituciones de investigación, lo que atrae a estudiosos de todo el mundo, ansiosos por traducir e interpretar estos manuscritos olvidados por tanto tiempo.

El gobierno libio planea transformar un deslucido hotel de 40 cuartos en un centro turístico lujoso de 100 cuartos, que tendrá la única pileta de natación de Tombuctú y espacios para conferencias académicas y religiosas. Libia también está construyendo un nuevo canal que llevará las aguas del río Níger a Tombuctú.

Hay una variedad de cuestiones que motivan a los nuevos investigadores de Tombuctú. Sudáfrica y Libia se disputan la influencia en el escenario africano, cada uno promoviendo su visión de un Africa resurgida. España tiene vínculos directos con parte de la historia guardada allí, mientras que los entes de caridad de EE.UU. empezaron a otorgar fondos después de que Henry Louis Gates Jr, profesor de Harvard de asuntos africanos, presentó los manuscritos en una serie documental televisada a fines de los años 90.

Este nuevo capítulo en la historia de Tombuctú, cuya fortuna se hundió en la oscuridad de la edad media, es casi tan extraordinario como los que lo precedieron. La ubicación geográfica que condenó a Tombuctú a la oscuridad en la imaginación popular por medio milenio fue en un tiempo la razón de su grandeza. Fue fundado como un centro de trueque por los nómades en el siglo XI y luego se convirtió en parte del vasto imperio de Malí, para caer finalmente bajo el control del imperio Songhai.

Durante siglos floreció porque estaba entre las dos grandes supercarreteras de la era: el Sahara, con sus rutas de caravanas que transportaban sal, telas, especies y otras riquezas desde el norte, y el río Níger, que transportaba oro y esclavos del resto de Africa occidental.

Los comerciantes traían libros y manuscritos del otro lado del Mediterráneo y Medio Oriente y se compraba y vendía libros en Tombuctú, en árabe y en idiomas locales tales como songhai y tamashek, el lenguaje del pueblo tuareg.

Tombuctú era sede de la universidad de Sankore, que en su pico tuvo 25.000 estudiosos. Un ejército de escribas, hábiles calígrafos, se ganaban la vida copiando los manuscritos traídos por los viajeros. Las familias destacadas agregaban esas copias a sus propias bibliotecas. Como resultado de ello, Tombuctú se convirtió en depositaria de una colección vasta y ecléctica de manuscritos.

"Astronomía, botánica, farmacología, geometría, geografía, química, biología", dijo Ali Imam Ben Essayouti, descendiente de una familia de imanes que guarda una amplia biblioteca en una de las mezquitas de la ciudad. "Hay ley islámica, ley familiar, los derechos de las mujeres, derechos humanos, leyes relativas al ganado, los derechos de los niños. Todos los temas bajo el sol están representados aquí".

Un libro del siglo XIX sobre prácticas islámicas da consejos sobre menstruación. Un texto médico sugiere usar carne de sapo para tratar mordidas de víbora, y deposiciones de pantera mezcladas con manteca para aliviar las hemorroides. Hay miles de copias del Corán y libros sobre derecho islámico, así como biografías decoradas del profeta Mahoma, algunas de hace un milenio, incluyendo diagramas de sus zapatos.

Haïdara es descendiente de los Kati, una familia musulmana importante de Toledo, en España. Uno de sus ancestros huyó de la persecución religiosa en el siglo XV y se estableció en lo que es ahora Malí, trayendo consigo su formidable biblioteca. La familia Kati se relacionó por vía del matrimonio con la familia imperial Songhai y el hábito de los ancestros de Haïdara de escribir notas en los márgenes de sus manuscritos ha dejado abundante información histórica: nacimientos y muertes en la familia imperial, el clima, borradores de cartas imperiales, curas herbales, registros de esclavos y operaciones de trueque de sal y oro.

Invasores marroquíes depusieron al imperio Songhai en 1591 y los nuevos gobernantes fueron hostiles a la comunidad de estudiosos, a los que veían como disconformes. Enfrentados a la persecución, muchos huyeron, llevando muchos libros consigo.

Las rutas marítimas de Africa occidental superaron luego en importancia al viejo comercio a través del desierto y el río, y la ciudad comenzó su larga declinación. Cuando los primeros exploradores europeos se encontraron con la ciudad otrora famosa, los sorprendió su decrepitud. René Caillié, un explorador francés que llegó aquí en 1828 dijo que era "una masa de casas de mal aspecto construidas con barro".

La amenaza del desierto

La descripción de Caillié sigue siendo actual. A pesar de su leyenda, Tombuctú es hoy una colección de casas de barro bajas a lo largo de calles estrechas cubiertas de basura y encerradas por las dunas, adonde es difícil llegar y que resulta poco llamativa a primera vista. En 1990 la Unesco la declaró un sitio en peligro porque el desierto amenazaba con tragársela.

Muchos de los turistas que llegan se quedan sólo por el día, lo suficiente para comprar una remera y hacerse sellar el pasaporte en la oficina de turismo local como prueba de que estuvieron en el fin del mundo. En la reciente campaña por Internet para escoger las nuevas siete maravillas del mundo, Tombuctú no logró figurar, lo que fue una desilusión para los guías locales y los promotores turísticos.

Pero la ciudad se viene recuperando lentamente desde hace años. Sus manuscritos, largamente ocultos, comenzaron a emerger a mediados del siglo XX, al conquistar Malí su independencia de Francia y la ciudad ser declarada un sitio de herencia cultural mundial por la Unesco.

El gobierno creó un instituto que lleva al nombre de Ahmed Baba, el mayor académico de Tombuctú, para coleccionar, preservar e interpretar los manuscritos. Andel Kader Haïdara, un estudioso islámico que no es pariente de Ismaël Diadé Haïdara y cuya familia tenía una gran colección de manuscritos, fundó una organización llamada Savama-DCI, dedicada a preservar los manuscritos. Luego de una visita de David Gates en 1997, pudo obtener ayuda de entes de caridad estadounidenses para sostener las bibliotecas privadas de la familia. Con apoyo de las fundaciones Ford y Mellon, las familias comenzaron a catalogar y preservar sus colecciones.

Pero el tiempo, el terrible calor del desierto, las termitas y las tormentas de arena han hecho mella en los manuscritos. La mayoría estuvieron guardados en baúles o en estantes polvorientos por siglos y sus páginas están quebradizas o húmedas y carcomidas por las termitas. En la aldea de Ber, dos horas al este de Tombuctú por un camino polvoriento, Fida Ag Mohammed cuida de varios baúles llenos de manuscritos que han estado en manos de su familia, una línea de imanes tuareg, por siglos.

"Esta es una biografía del profeta Mahoma", dijo, alzando con cuidado un manuscrito con una encuadernación de cuero que se deshace. "Es del siglo XIII". Las líneas prolijas de escritura árabe resultan claramente legibles, pero los bordes de muchas páginas están deshechos y las palabras se pierden en la nada.

Savama está construyendo una nueva biblioteca de ladrillos de barro para los libros de Mohammed, pero hasta que esté lista no tiene manera de preservar sus manuscritos. Para rescatar su contenido, si no su sustancia física, está copiando los textos más frágiles a mano, usando una tinta que fabrica el mismo a partir de goma.

Ahora, cuando baja la temperatura calcinante al final del día, una actividad popular en Tombuctú es ver a las excavadoras libias cavando el nuevo canal. Como diminutos camiones de juguete en un arenero gigante, mueven montañas de arena para lograr que el Níger fluya hasta aquí, trayendo más agua y nueva vida a la ciudad rodeada de dunas.

"Ver estas máquinas me hace más feliz, porque significa que las cosas están cambiando en Tombuctú", dijo Sidi Muhammad, un estudioso del Corán de 40 años de edad, sentado junto a un grupo de amigos en una duna, intercambiando chismes y jugueteando con sus rosarios.

El gobierno de Malí ha alentado el reflorecimiento del estudio del islam aquí y hay docenas de escuelas coránicas donde niños y adultos aprenden a leer y recitar el Corán. Hay programas que capacitan para hombres y mujeres en la clasificación, interpretación y traducción de los documentos, así como en su preservación para futuros estudios.

Andel Kader Haïdara, que en muchos sentidos fue el que inició el renacimiento al recorrer el desierto en busca de manuscritos, persuadiendo a las familias de que permitieran que sus tesoros salieran a la luz, dijo que lo mejor está por venir para Tombuctú.

"Tombuctú está volviendo", dijo. "Volverá a levantarse".

martes, 28 de agosto de 2007

Más libros antiguos afectados por el robo en la Biblioteca Nacional

Hace unos pocos días nos hacíamos eco en este blog del robo en la Biblioteca Nacional de Madrid de unos mapamundis del siglo XV.

Por esta razón la Biblioteca Nacional empezó a realizar una minuciosa revisión de todos los ejemplares servidos en los últimos años a los usuarios en la Sala Cervantes, a la que solo es posible acceder con carné de investigador. Pues bien, como consecuencia de esta revisión se ha detectado que hay varias hojas arrancadas en cuatro ejemplares de obras de los siglos XVI y XVII. De momento no se han facilitado más datos de estas obras con el objetivo de no entorpecer las investigaciones policiales.

Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Mexicano

En la inauguración del Seminario de Catalogación de Libros Antiguos que se realiza en el Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB) de la UNAM hasta el próximo 31 de agosto se presentó el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Mexicano, una base de datos en el que diferentes instituciones públicas y privadas de México aporten los materiales bibliográficos antiguos que poseen.

En una primera catalogación ya se han incluido unos 12.000 registros, aunque se cree que una vez finalizado el proyecto el número de registros podría rondar el medio millón. Este catálogo se puede consultar a través de la página de Internet de la Biblioteca Nacional de México.

En su primera fase el archivo abarcará hasta 1821, aunque en una segunda fase podría ampliarse hasta finales del siglo XIX. Para el inicio del proyecto se cuenta inicialmente con la Biblioteca Francisco Javier Clavijero de la Universidad Iberoamericana, la Fray Francisco de Burgoa de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, la Biblioteca José María Lafragua de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Biblioteca Palafoxiana, Además, se incluirán los registros de material antiguo de la Biblioteca Franciscana de Puebla, la Biblioteca Pública de Guadalajara, así como la Biblioteca Nacional de México.

sábado, 25 de agosto de 2007

Catálogo de los fondos de libros antiguos de Quito (Ecuador)

En el Ministerio de Relaciones Exteriores de Quito (Ecuador) se presentará en el día de hoy el primer catálogo digital de los fondos antiguos de las bibliotecas de Quito.

El proyecto impulsado por la Unión Latina, con sede en París, por fín da a luz después de un arduo trabajo desde que, en 2002, el profesor italiano Gastone Breccia visitara por primera vez la ciudad. Tras cinco años el profesor Breccia, junto a Daniela Fugaro y Filippo Pompili, han completado un CD donde se almacenan las fichas bibliográficas con los miles de libros antiguos (desde el siglo XVI) que albergan entre sus fondos antiguos las cinco principales bibliotecas de Quito: la
Eugenio Espejo de la Casa de la Cultura, la de la Universidad Central, la del Ministerio de Relaciones Exteriores, la de la Aurelio Espinosa Pólit y la del convento de San Francisco.

Robo en la Biblioteca Nacional de Madrid de dos mapamundis de la Cosmografía de Ptolomeo

Después de muchos años el robo ha sido de nuevo noticia en la Biblioteca Nacional de Madrid. Dos mapamundis que formaban parte de dos ediciones incunables de 1482 de la Cosmografía de Ptolomeo fueron sustraídos a pesar de las estrictas medidas de seguridad que se impusieron desde la década de los noventa.

De la edición de la Cosmografía se conservan actualmente en el mundo unos 120 ejemplares. El acceso a este tipo de libros está muy restringido y solo está permitido a usuarios con carné de investigador por lo que seguramente las investigaciones policiales podrán reducir el número de sospechosos.

Cosmografía de Ptolomeo
(
Foto de© Biblioteca Nazionale di Napoli)


Los robos de importancia en la Biblioteca Nacional llevaban ya muchos años sin producirse. En 1981 se detuvo al autor del robo de unos mapas antiguos, pero el caso más sonado fue cuando en mayo de 1988 se recuperaron en el domicilio de un bibliófilo 200 libros de los siglos XVI al XVIII entre los que figuraban el Malleus maleficarum del siglo XVI, el Tractatus de proportiorum instrumento de Galileo de 1635, y De revolutionibus orbium coelestium de Copérnico de 1566. Un mes más tarde, la policía recuperó otros 158 libros de los siglos XVI al XVIII con obras de Galileo, Copérnico, Ptolomeo, Kepler, Tycho Brahe y Newton.

Primera Feria de Invierno del Libro Usado de Chillán (Chile)


En el día de ayer se inauguró la primera edición de la Feria de Invierno del Libro Usado de Chillán (Chile) que permanecerá abierta hasta el próximo 4 de septiembre en la Plaza de Armas y contará con más de 20 libreros.


La iniciativa de esta primera edición invernal viene ya corroborada por el éxito ya obtenido en la Feria de Verano del Libro Usado que se celebra en el mes de febrero, habiendo llegado este año a su sexta edición. La organización corre a cargo de la Municipalidad de Chillán y de la Asociación de Empresarios de Libros Usados y Libreros Anticuarios "José Toribio Medina", de Santiago.


viernes, 24 de agosto de 2007

El último rincón de libros antiguos, usados y viejos que queda en Aragua (Venezuela)

Nos hacemos eco de la denuncia que desde Venezuela publica Alianza Radio Noticias en el día de ayer que transcribimos a continuación íntegramente.

Quiero invitar a los poetas, escritores, lectores, estudiantes, profesionales, amantes de la lectura y a los militantes de la cultura para que nos apoyen en la defensa de la librería "Libros", ubicada en el Boulevard de San Jacinto, ante la nueva arremetida de la Alcaldía de Girardot, al publicar una resolución aparecida el día miércoles 22 de agosto del 2007 en un diario de la región, donde se ordena la inmediata demolición de nuestra construcción, la cual edificamos en el año 1996, así lo participó el dirigente social Lenín Aquino.


Dijo que toda la comunidad de Aragua y de Venezuela conoce su trabajo, por más de 26 años recuperando libros usados, restaurándolos y el trabajo de impresión de leyes y libros. Apuntó que en el año 2005 fueron objeto de agresión por parte de la Alcaldía de Girardot, al cortarles el servicio eléctrico por once días en la pequeña librería que tiene en el Terminal de Pasajeros de Maracay. "En aquella oportunidad un funcionario con carnet del Gobierno Municipal nos amenazó con lanzar los libros a la Avenida Constitución", agregó.

Afirmó que durante todo el mes de julio de 2007 los libreros han sido objeto de acoso y amenazas de desalojo en el Terminal de Pasajeros de Maracay. "Lo más grave lo vivimos el sábado 18, cuando desconocidos intentaron incendiar la sede de la librería de San Jacinto, donde funciona nuestro Fondo Editorial. Ahora la Alcaldía de Girardot, abusando de todo el poder que detenta, emite una resolución para demoler nuestra construcción, la cual edificamos con nuestros propios recursos hace 11 años en el Boulevard de San Jacinto", añadió Aquino.

El dirigente indicó que están conscientes de que por apoyar la lucha del Comité de Usuarios del Terminal de Pasajeros de Maracay, en contra de los atropellos a los usuarios, buhoneros, comerciantes, transportistas, trabajadores y estudiantes, la Alcaldía de Girardot le persigue, hostiga y criminaliza.

Afirmó que todo indica que "al señor alcalde no le gustan los libros, ni el arte, ni la cultura, ni la libertad de las ideas. Le exigimos respeto a los intelectuales, respeto a los libreros y a los libros".

Recordó Aquino que la Ley del Libro y su Reglamento, en su artículo 1 declara de interés público el fomento y la difusión de los libros; en su artículo 2 establece la protección y el fomento de la industria editorial, el estímulo del hábito de la lectura por parte del Estado venezolano.

Aquino invitó a todo el pueblo amante de la lectura y los libros a que apoyen para defender el último rincón de libros antiguos, usados y viejos que queda en Aragua, ubicado en el Parque de Ferias San Jacinto.

martes, 21 de agosto de 2007

Se restauran 5 libros de la Biblioteca Palafoxiana para una exposición

La exposición "Entre la fe y la guerra. Historia de un Monumento" que se celebra en el Fuerte de Loreto en Puebla (México), es la responsable de que cinco libros antiguos de la Biblioteca Palafoxiana hayan sido restaurados para la ocasión.

Estos libros han sido prestados temporalmente al Centro INAH Puebla para la exposición antes mencionada, que se inició el pasado 15 de agosto y que estará abierta hasta el próximo 8 de diciembre. Horario de visita de martes a domingos de 10:00 a 17:00 horas.

La restauración de los libros se ha realizado respetando la estructura original de las encuadernaciones y se aplicaron los siguientes cuidados: limpieza de cada una de las hojas de los libros con una brocha de pelo suave para retirar el polvo y material ajeno al libro, y limpieza del pergamino. Refuerzo de galerías de insecto y rasgaduras del papel utilizando papel japonés delgado y metil celulosa como adhesivo. Ambos materiales son muy estables, libres de ácido y se pueden eliminar fácilmente en caso de ser necesario, cumpliendo así con uno de los principios fundamentales de la restauración, esto es, que las intervenciones puedan ser reversibles. También se realizaron injertos de flor de pergamino en los faltantes de las encuadernaciones, y se realizó la reintegración cromática de los injertos. Se realizo el rescate y laminado de las guardas originales para reintegrarlas a la encuadernación.

Los libros restaurados y expuestos en el Fuerte de Loreto son:

  • De l’historia della santissima casa della B. V. Maria de Loreto. Libri cinqve del R. P. Horatio Torsellini.
  • Loreto. La nueva Nazareth cuyo nombre glorioso se extiende por todo el mundo católico (Pío IX): obra precedida de una carta laudatoria del Excmo. Sr. Obispo de Loreto y publicada con la fausta ocasión del Sexto Centenario (1894-1895) por Guillermo Garrat
  • Lobo Evangelio. El Sr. San Ignacio de Loyola, padre, patriarcha, y fundador de la Sagrada Compañía de Jesús. Sermón panegyrico, que en el día 31 de julio de 1750 en la iglesia Parrochial de esta Ciudad de Santa Fee, Real, y Minas de Guanajuato, donde es jurado patrono, predicó el M. R. P. F. Joseph de la Cruz, Religioso Betlehemita.
  • Discursos historiales panegyricos de las glorias de la Serenissima Reyna de los Angeles en su sagrada casa de Loreto. Adornos de Escritvras Sacra, y Santos Padres a la Historia Lavretana, que escrivio el Padre Horacio Turselino, de la Compañía de Iesvs. Con los sucesos, y aumentos hasta el año de mil y seiscientos y cinqventa y nueve. Gobernando la Iglesia Nvestro Santissimo Padre Alexandro VII. P. M. Divididos en qvatro libros / por el P. Iuan de Burgos
  • Mathematicorum Sui seculi facile principis, OPTICAE, sive perspectivae, pars prima. De Samuel Marolois.

miércoles, 15 de agosto de 2007

El regreso de nueve libros antiguos robados

En el día de ayer regresaron al Museo Mandralisca de Cefalú (Palermo) los nueve libros antiguos, editados entre 1500 y 1700, que habían sido robados en el pasado enero. Los libros han sido recuperados junto a otra cincuentena de textos antiguos en la casa de un hombre de la población italiana de Acquedolci. El ladrón, que actuaba en solitario, acudía a la biblioteca del museo y solicitaba consultar varios libros, a los cuales les arrancaba las páginas y las reponía con folios para que a la hora de devolverlo no se notase. Solamente cuando otro lector solicitase el mismo ejemplar podría descubrirse el robo.

Entre los volúmenes recuperados está una rara edición del De rerum natura de Lucrecio, datado en 1515. Los otros textos recuperados son:


Dos de estos volúmenes cuyo valor en el mercado ronda los 100.000 euros estaban ya a punto de ser vendidos a través del sitio de subastas por Internet Ebay.

domingo, 12 de agosto de 2007

Libros y manuscritos del México colonial


En el blog Normas y transgresiones culturales en el Siglo de Oro encontramos una entrada dedicada al catálogo de una exposición sobre libros y manuscritos del México Colonial (1556-1820) que, en parte, reproducimos a continuación:

El catálogo de la exposición Passages in the New World: Books & Manuscripts from colonial Mexico, 1556-1820 (2006) recoge una selección de la colección de 1.300 libros y manuscritos de la Cushing Library de la Texas A&M University. Está estructurado en cuatro partes:

1. Dedicada a los "incunables" americanos, un concepto discutido, que se ocupa de los primeros impresos americanos. Se incluyen varias portadas de estos raros impresos como la Doctrina mexicana de Benito Fernández (1568).

2. Dedicada a los manuscritos con una variedad notable, desde cartas de hidalguía a copias manuscritas de impresos musicales.

3. La Inquisición mexicana, que incluye tres carteles impresos con edictos, oraciones fúnebres y otros impresos relacionados con el Santo Oficio.

4. Propaganda fide, en este apartado se dan a conocer los libros relacionados con la expansión misional en el Norte de México. Se reproduce la portada de El maná de los christianos (1792) de Diego Miguel de Bringas y Encinas o La vida de Fray Junípero Serra de Francisco Palóu editada en México, 1787.




Passages in the New World: Books & Manuscripts from colonial Mexico, 1556-1820. [Texas] : Cushing Memorial Library & Archives, Texas A&M University Libraries, 2006. 48 páginas.

sábado, 11 de agosto de 2007

Feria del Libro Viejo de Santander


La vigésimo segunda edición de la Feria del Libro Viejo de Santander 2007 tendrá lugar desde hoy hasta el 26 de agosto en su escenario tradicional de los Jardines de Pereda. El horario de apertura será de 11 a 14 horas por las mañanas y de 17:30 a 21:30 por las tardes.

Este encuentro con el libro está organizado por sus artífices e impulsores Alastair Carmichael y Carmen Alonso Diego de la librería Carmichael Alonso Libros, de Lloreda de Cayón (Cantabria). Participan 15 librerías de diferentes puntos del país:

  1. Carmichael Alonso Libros (Lloreda de Cayón, Cantabria)
  2. Carmen Books (Granada)
  3. El Asilo del Libro (Valencia)
  4. Maestro Gozalbo (Valencia)
  5. Librería Alejandría (Valladolid)
  6. Librería Elas (Valladolid)
  7. El Astillero (Barcelona)
  8. Al Tossal (Valencia)
  9. Valier (Valencia)
  10. J. Cintas (Madrid)
  11. Anticuaria (Almería)
  12. Laia (Valencia)
  13. Marcos A. Cachuán Vega (Madrid)
  14. Lance (Bilbao)
  15. Salambó (Madrid)
La feria además incluye este año un stand destinado a la exhibición de una colección de periódicos locales publicados durante la guerra civil: los de ideología republicana correspondientes a los primeros 13 meses de la guerra ( La Voz de Cantabria, El Cantábrico, El Proletario, República) y los del bando sublevado una vez que las tropas franquistas tomaron Santander ( España, El Tiragomas, Nueva España, El Diario Montañés y Alerta).

Al final de la feria los organizadores realizarán una donación de una importante colección de periódicos de la Guerra Civil con destino a la Biblioteca Municipal.

miércoles, 8 de agosto de 2007

Las marcas de fuego en los libros

En Xalapa, Veracruz (México) se celebró una conferencia sobre el uso de las marcas en los libros, principalmente las de fuego. La marcación de los libros para su clasificación juega un papel muy importante para la catalogación de libros en las bibliotecas. De hecho muchos libros antiguos se han perdido no por su deterioro sino por no estar correctamente ordenados e inventariados.
Las marcas de fuego, realizadas exactamente igual a como se marca el ganado, dieron paso posteriormente a las marcas de tinta en los cantos de los libros. Aunque no hay acuerdo entre los expertos todo parece indicar que este tipo de marcaje nació en España en el siglo XVI y de ahí pasó a las colonias americanas.
Sería necesario hacer una catalogación de las marcas de los libros, hasta ahora no realizado en México, para poder tener identificadas e inventariadas las distintas bibliotecas.

jueves, 2 de agosto de 2007

Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de San Lorenzo de El Escorial

Desde el pasado 27 de julio y hasta el 11 de agosto se celebra la XV Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) en los patios de la Casa de Cultura de la calle Floridablanca.

A la cita de esta edición acudirán las siguientes librerías: Fomento, Luis Llera, Adan Latonda, Salambó, Arenal 21, J.Damián Coleccionista, Basílica y Bordadores.

Genericas Image Banner 336 x 280
Loading...