domingo, 30 de septiembre de 2007

XXVII Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Pamplona

18 libreros participan en la edición de este año, la número 27, de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Pamplona que se celebrará en la capital navarra hasta el próximo 14 de octubre. Las casetas de la feria están instaladas en el Paseo Sarasate.

XIX Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Zamora

Desde el 27 de septiembre y hasta el próximo 7 de octubre permanecerá la XIX Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Zamora, en la que participarán 7 librerías procedentes de Castilla y León. El lugar donde estará presente la feria es uno de los lados de la céntrica plaza de la Marina.

En la inauguración de la Feria la alcaldesa de Zamora pudo contemplar un ejemplar del libro El gobernador cristiano, que data del siglo XVII. En esta edición también podemos encontrar un libro de vidas de santos del siglo XVI que fue censurado por la Inquisición. También será posible adquirir una copia manuscrita certificada en 1887 por la Biblioteca Nacional de un manuscrito del siglo XIII sobre los fueros de Zamora, ciudad que acoge esta feria.

Quienes realicen compras superiores a 50 euros recibirán de regalo un ejemplar de Crónica General de España, una edición facsímil de 200 ejemplares realizada por la Asociación de Libreros de Viejo y Antiguo de Castilla y León (ALVACAL), que reproduce grabados de edificios y gente del siglo XIX.

viernes, 28 de septiembre de 2007

El bibliotecario de las Cortes de Cádiz

En el blog del Foro Libre escribe el ex-senador Francisco Arias Solís un interesante artículo sobre el que fuera bibliotecario de las Cortes de Cádiz, Bartolomé José Gallardo (1776-1852).

El extremeño Bartolomé José Gallardo tuvo un extraordinario interés por los libros antiguos. Gallardo fue el más profundo conocedor de los libros antiguos españoles anteriores al siglo que le toco vivir, el siglo XIX. En 1806 dio la primera muestra de su afición a los viejos y raros libros españoles reimprimiendo la traducción de De raptu Proserpinae (El Rapto de Proserpina) de Claudiano, hecha en 1608, por Francisco de Faría.


En 1807 publica un pequeño tratado, Consejos de un orador evangélico a un joven deseoso de seguir la carrera de la predicación, en el que propone atinados modelos de oratoria sagrada. Al estallar la Guerra de la Independencia Gallardo se ve obligado a refugiarse en Cádiz donde destacaría como un liberal exaltado. Las Cortes le encargaron la formación de una biblioteca y en pocos meses logró reunir más de diez mil volúmenes, lo que le valió la admiración de los diputados, que le nombraron algún tiempo después bibliotecario de las Cortes.

La aparición el 15 de abril de 1812 de su Diccionario crítico-burlesco, y del que veinte años después aún seguían publicándose ediciones, fue uno de los libros más malditos de la historia de la literatura española, pues provocó la violenta reacción de los tradicionalistas, y algunos diputados propusieron que se restableciera la Inquisición. La obra era una réplica al Diccionario razonado manual para inteligencia de ciertos escritores que por equivocación han nacido en España, realizado por un tal canónigo Ayala que arremetía contra los seguidores de las ideas avanzadas. Gallardo sería arrestado y posteriormente liberado aunque su obra fue colocada en el índice de libros prohibidos. A aquel libro Menéndez Pelayo lo descalificó como “impío y atrocísimo libelo”, escrito para “el vulgacho liberal”.

Concluida la guerra, se traslada a Madrid, pero intuyendo la reacción absolutista, acabaría emigrando a Inglaterra. Fue allí donde Gallardo se entregó a su pasión favorita: leer y extractar libros antiguos españoles. De hecho trabajó en la colección española del Museo Británico. Al producirse en 1820 el triunfo de los liberales, Gallardo regresó a Madrid y fue repuesto en su antiguo empleo de bibliotecario de las Cortes. En 1823 Gallardo regresó a Cádiz al producirse la reacción absolutista. Al año siguiente marchó a Sevilla, donde fue detenido y encarcelado.

En 1834 recobró por segunda vez su empleo y fue elegido diputado. En 1835 inició las ocho entregas de su serie El Criticón, importantes estudios sobre literatura española. En 1837 cesaría como diputado y como bibliotecario, que había sido suprimido, retirándose a su finca “La Alberquilla”, en la provincia de Toledo. Allí reunió todos los libros que tenía dispersos. La muerte sorprendió a Gallardo en una de sus excursiones bibliográficas. Sabedor de la existencia de algunos libros raros en Alcoy, se dirigió a dicha ciudad, donde falleció el 14 de septiembre de 1852.

De manera póstuma apareció el Ensayo de una Biblioteca Española de libros raros y curiosos (1863-1889) en 4 volúmenes, catálogo de escritores españoles ilustrado con textos infrecuentes.
Por su afición bibliográfica dejó al morir gran cantidad de papeletas que, ordenadas por Sancho Rayón y Zarco del Valle, formaron esta obra, aún hoy de utilidad. Las papeletas de Gallardo pasaron a Menéndez Pelayo a través de Zarco del Valle quien, juntamente con Sancho Rayón, había publicado los dos primeros tomos del Ensayo de una Biblioteca de libros raros y curiosos. Menéndez Pelayo intervino en la publicación de los tomos 3º y 4º y al terminar la impresión quedaron en su poder las papeletas preparadas para un 5º volumen (que no se llegó a publicar), así como otras notas y papeles.

Si está interesado es posible comprar libros de Gallardo (ediciones antiguos o modernas) a través de los siguientes enlaces:

Obras relacionadas en general con Bartolomé José Gallardo

Bartolomé José Gallardo / Obras escogidas

Bartolomé José Gallardo / Diccionario crítico burlesco

Bartolomé José Gallardo / El Criticón

Bartolomé José Gallardo / Ensayo de una Biblioteca Española de libros raros y curiosos



martes, 25 de septiembre de 2007

¿Qué es un incunable?

En las páginas de Opinión del diario argentino La Nación del día de ayer la profesora en Letras Lucila Castro contesta una pregunta de un lector sobre el término "incunable".

He aquí una transcripción de la pregunta del lector y la contestación de la profesora Castro publicada ayer:

"Recién cuando averigüé la etimología de la palabra incunable, entendí el subtítulo de su columna del lunes 17 ("Libros en pañales"), bajo el cual usted responde a una consulta sobre aquella voz que, para mi sorpresa, según el Diccionario de la Real Academia Española, proviene de una palabra latina, incunabula, que significa pañales . Digo que me sorprendió la etimología porque, siendo un desconocedor, intuía que podía provenir de cuna, como indica el Pequeño Larousse ilustrado de 1988", escribe desde Córdoba Guillermo Arias.
"Pero quiero consultarla por algunas dudas que tengo sobre lo dicho en esa nota: Si bien es cierto que la palabra incunable tiene un significado específico y no es correcto extenderlo a todo libro antiguo (oí por radio a Alejandro Dolina opinando igual que usted a este respecto), dado lo común que se está volviendo el uso de esta voz para referirse a todo libro relativamente viejo, ¿podría aceptarse que estamos ante un enriquecimiento semántico de la palabra incunable , que extiende su significado a los libros antiguos, aun los editados después de 1500? Otra duda que tengo es sobre la corrección del también extendido uso de la secuencia incunable americano para referirse a los libros impresos desde la instalación de la primera imprenta en México, ya entrado el siglo XVI, y hasta alguna fecha o época indeterminada, pero lejana", prosigue.
Y finaliza: "¿Se conservan actualmente incunables en castellano?".
La relación que estableció el lector entre incunable y cuna no es desacertada, pues, aunque incunable no viene directamente de cuna , remonta su origen a esa palabra en latín.
La palabra latina incunabula (palabra esdrújula, sustantivo neutro plural), que el DRAE da como étimo de incunable, significa pañales y, en segundo lugar, cuna . Es, evidentemente, una palabra derivada, con un prefijo y un sufijo. La palabra más frecuente para decir cuna en latín es cunabula (también esdrújula, también neutro plural). Pero existe también cuna (de la que cunabula es un derivado por sufijación), más usada en plural, cunae (con acento en la u ), aun para referirse a una sola cuna. Por supuesto, la palabra española cuna viene directamente de la latina cuna.
En cuanto a la extensión del significado de incunable a libros antiguos posteriores a 1500, eso es lo que hacen los que emplean así esta palabra, pero, salvo que lo hagan con alguna intención especial (por ejemplo, en broma), no lo hacen por ampliar el significado del vocablo, sino porque no conocen su significado exacto. Y eso no debe hacerse, porque incunable es un tecnicismo y un tecnicismo no debe emplearse "por aproximación". Claro que entre un libro de 1500 y uno de 1501 seguramente no hay diferencias: no es que en el paso de un siglo al otro se haya producido una revolución en las técnicas de impresión. Pero se ha puesto un límite convencional para incluir solamente los libros impresos en el siglo XV, y si estiramos el límite, puede no saberse de qué estamos hablando.
Por eso, la expresión incunable americano es impropia si consideramos por separado las palabras que la forman, pues la imprenta llegó a América en el siglo XVI y, por lo tanto, ningún libro impreso en América es un incunable. Sin embargo, la expresión se usa (la usan incluso los especialistas) y puede considerarse legítima si se toma como locución, es decir, si se entiende que los incunables americanos no son incunables. Debe entenderse que los incunables americanos no son un grupo determinado dentro del conjunto de los incunables, que no son una subclase de la clase de los incunables. Los llamados incunables americanos no son incunables impresos en América, sino otra clase de libros, una clase diferente de la clase de los incunables: son los libros más antiguos que se imprimieron en América. Por eso, cuando se usa la palabra incunable para designar estos libros, no debe omitirse el adjetivo, porque la palabra incunable solo es aceptable en este sentido como parte de la locución incunable americano.
Por último, sí hay incunables españoles. El primero es el Sinodal de Aguilafuente , de 1472, con las actas y otros documentos de un sínodo realizado en ese pueblo de Segovia. En los años que siguieron, se instalaron imprentas de tipos móviles en varias ciudades de España, y la célebre Gramática de la lengua castellana de Antonio de Nebrija, la primera gramática de una lengua moderna, también es un incunable, pues fue publicada en Salamanca en 1492.

lunes, 24 de septiembre de 2007

El 'Codex Gigas' o la 'Biblia del Diablo'


Hace más de 358 años fue incautado a los checos como botín de guerra por las tropas suecas del general Konigsmark tras la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) y esta semana, de nuevo, ha regresado a tierras checas para una exposición que se podrá contemplar durante los siguientes cuatro meses. Se trata del mayor manuscrito medieval del mundo, el Codex Gigas o también conocido como la "Biblia del Diablo".

El códice se trata de un manuscrito de 624 páginas, en pergamino, de comienzos del siglo XIII y que debe uno de sus nombres (Codex Gigas) a las medidas descomunales que posee (92 centímetros de alto, 50,5 centímetros de ancho y 22 centímetros de profundidad) y a un peso de 75 kilogramos.

La exposición de este enorme libro está ubicada en un recinto de seguridad realizado para la ocasión en el Clementinum, el antiguo colegio jesuita situado en el corazón de la vieja Praga. Los visitantes solo pueden entrar en grupos de un máximo de 10 personas para contemplar el libro durante sólo unos minutos.

El libro es tan valioso que ni siquiera ha podido ser asegurado de forma privada sino que se ha acordado una garantía del Estado checo por valor de 300 millones de coronas suecas (casi 11 millones de euros). El regreso temporal del libro a Praga (antes de ser botín de guerra estuvo depositado en el "Kunstkammer de Praga" del emperador Rodolfo II) es producto de negociaciones diplomáticas entre Suecia y la República Checa al más alto nivel durante varios años. Previamente solo había salido en dos ocasiones de Suecia, para ir al Metropolitan Museum de Nueva York en 1970, y a Berlín hace ocho años.

El manuscrito es obra de un monje copista y miniaturista del monasterio de Podlazice, situado en el centro de la actual República Checa y que fue destruido en el siglo XV durante las guerras de religión. El libro toma uno de sus nombres (La Biblia del Diablo) de una estupenda estampa que representa al diablo. Cuenta la leyenda que el autor del Codex Gigas fue condenado a ser emparedado por un crimen grave, ante lo cual propuso hacer la obra en una sola noche, para expiar su pecado y para gloria de su monasterio. Para lograrlo debió pedir ayuda al diablo, por lo que, finalizado su trabajo, habría realizado el retrato de su "ayudante" en el manuscrito.


El libro incluye el Antiguo Testamento, así como otros textos de gran valor histórico, como la "Chronica Boemorum" (Crónica de los Checos) redactada en latin en el siglo XII o escritos del historiador Flavio Josefo.



sábado, 22 de septiembre de 2007

Leer libros sin abrirlos

Imagen cortesía Universidad de Cardiff

La ciencia y la tecnología siguen aportando métodos de estudio para descubrir los secretos del pasado. Ahora investigadores británicos han presentado en el Festival de Ciencia que se realiza en York (Reino Unido) un método con el que pueden leer y estudiar los contenidos de libros antiguos sin necesidad de abrirlos. La técnica usa el Sincrotón de Diamante, una instalación del tamaño de cinco campos de fútbol, y se basa en el uso de potentes haces de rayos X que son capaces de observar átomos y moléculas.
El uso de este nuevo método no solo permite conocer lo que está escrito en un libro sin ser abierto sino que además es inocuo para este y, por lo tanto, el libro se preserva sin dañarlo.
Veamos en qué se basa y como funciona este método. Algunas de las tintas hechas con extractos vegetales y sales de hierro utilizadas en el siglo XII deterioran el pergamino utilizado, imposibilitando la lectura de documentos valiosos. El pergamino, hecho de delgadas fibras provenientes de la piel de vacas, ovejas o cabras, contienen colágeno, sustancia que reacciona ante la tinta de hierro convirtiéndose en gelatina. Cuando está seca es muy frágil y cuando se humedece se transforma en una especie de crema que destruye los documentos si se manipulan. Por esta razón los conservadores temen abrir estos libros.
La solución para saber el contenido escrito de estos libros viene ahora facilitada por los científicos de la Universidad de Cardiff que han desarrollado una técnica que utiliza poderosos rayos X y que, a su vez, generan una imagen tridimensional de los textos escritos con tinta de hierro tal y como si se tratase de una radiografía. A partir de aquí se utiliza un algoritmo informático para separar los datos que se reproducen en varias capas, y de esta manera emplean el programa informático para "desenrollar un rollo". El sistema es más efectivo, de hecho, en pergaminos enrollados. Anuque se está trabajando para que también se pueda aplicar este método a libros gruesos y planos. La técnica se ha probado con éxito en varios textos del siglo XVIII que nunca se han vuelto a abrir porque se quemaron en su día.
Uno de los objetivos de esta técnica es poder analizar en el futuro los manuscritos del Mar Muerto, muchas de cuyas partes aun no han sido estudiadas.
Más información (nota de prensa en inglés):

martes, 18 de septiembre de 2007

Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico español

Ya está disponible en Internet la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico español con 250.000 páginas digitalizadas procedentes de diferentes fondos, y que a final de este año serán 400.000 páginas más. La consulta se puede realizar por autor, título, fecha o época de escritura o impresión, en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado español y en inglés.

En la actualidad la Biblioteca Virtual contiene casi un millar de manuscritos y libros antiguos conservados en bibliotecas públicas españolas. Entre las colecciones disponibles hasta ahora están los fondos del monasterio de Santa María de Huerta, custodiado en la Biblioteca Pública de Soria, y los de los monasterios de Santes Creus y Poblet, de la Biblioteca Pública de Tarragona, con piezas que se remontan a los siglos X y XI. Se han seleccionado además documentos de la colección Borbón-Lorenzana de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, que reúnen documentos vinculados a la actividad del Cardenal Lorenzana en el arzobispado de México, e incunables e impresos de la colección luliana de la Biblioteca Pública de Palma.

jueves, 13 de septiembre de 2007

IX Feria del Libro Usado de Ensenada (México)

El próximo domingo día 16 de septiembre se celebra la cita anual de la Feria del Libro Usado en Ensenada (México), con el objetivo de fomentar el hábito de la lectura entre niños, jóvenes y adultos de Baja California. Esta feria está auspiciada por el Instituto de Cultura de Baja California (ICBC) y tiene lugar en el Centro Cultural Riviera en Ensenada.

Además las personas que deseen vender discos y libros de su propiedad, pueden inscribirse previamente en las instalaciones del ICBC, para obtener un espacio dentro de la feria.

domingo, 9 de septiembre de 2007

Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de San Sebastián


Un total de 43 expositores procedentes de la Comunidad Autónoma Vasca, Navarra, Andalucía, Valencia o Madrid participarán desde el 7 de septiembre y hasta el próximo día 23 en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de San Sebastián. Su ubicación, como es habitual, será en la plaza de Gipuzkoa y su horario de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas.

La feria, coincidiendo con el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, tendrá un apartado dedicado al séptimo arte.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Libros electrónicos con olor a libro viejo

CafeScribe.com, una página web de libros de texto electrónicos, está desarrollando un e-book con olor tras descubrir que a los estudiantes universitarios les gusta poder oler sus libros.

Una encuesta entre 600 estudiantes realizada por Zogby International dio como resultado que el 43 por ciento de los estudiantes identificaban el olor, a nuevo o a viejo, como la cualidad que más apreciaban de los libros como objetos físicos. Seis de cada 10 estudiantes preferían comprar libros de texto usados sobre los nuevos o los libros electrónicos pese a que los e-books son un tercio más baratos.

El consejero delegado de CafeScribe, Bryce Johnson, dijo que desde septiembre la compañía enviará con cada libro de texto electrónico adquirido una pegatina para rascar y oler con el rancio olor a "libro viejo".

Indudablemente el libro físico, nuevo o viejo, sigue teniendo más encanto que el libro digital.

domingo, 2 de septiembre de 2007

Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Benidorm

Aprovechando el fin del periodo estival se celebra como todos los años en la primera quincena de septiembre la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Benidorm. Permanecerá abierta hasta el domingo 16 de septiembre en la calle Alameda siendo su horario de 10:30 a 14:00 horas por la mañana y de 17:30 a 23:00 horas por la tarde/noche.

Genericas Image Banner 336 x 280
Loading...