viernes, 20 de abril de 2007

El olor de los libros antiguos

Investigadores de la Universidad de Cambridge han incorporado un nuevo método para prevenir el deterioro de los libros antiguos. Se trata del método del “book sniffing” (literalmente "oler libros”) . Los investigadores han demostrado que en el momento en el que los libros se empiezan a descomponer estos empiezan a emitir una compleja mezcla de componentes orgánicos, entre ellos ácidos volátiles, que producen un olor característico y que nos avisa de que los libros están en peligro.


Los restauradores de la biblioteca universitaria de Cambridge toman muestras de aire en diversas partes de la biblioteca con el fin de determinar zonas con alto contenido de ácido que indicarían que allí hay volúmenes en descomposición. De hecho los libros más viejos y "olorosos" pueden hacer que un texto más moderno se corrompa mucho más velozmente. El proyecto de investigación que se está desarrollando en Cambridge dará sus frutos cuando los resultados sean publicados en el año 2009.

Genericas Image Banner 336 x 280
Loading...